sábado, 13 de septiembre de 2008

Trastornos renales y urinarios no malignos: La hipertensión

La hipertensión, o presión arterial elevada, es la segunda causa de nefropatía terminal y guarda relación con numerosos mecanismos etiológicos. Puede deberse a una nefropatía diabética, a una nefropatía obstructiva, a una glomerulonefritis, a una poli- quistosis renal, a una pielonefritis y a una vasculitis, y muchas de estas enfermedades están relacionadas con la exposición a compuestos tóxicos. La hipertensión guarda una relación directa con un número limitado de exposiciones laborales. Una de ellas es la exposición al plomo, que provoca isquemia y lesiones vasculares renales. Es probable que el mecanismo de la hipertensión inducida por el plomo esté regulado por el aparato yuxta- glomerular, la liberación de renina y la conversión de la renina en angiotensina II por las enzimas hepáticas. La hipertensión puede deberse a fármacos como las anfetaminas, los estrógenos y los anticonceptivos orales, los esteroides, el cisplatino, el alcohol y los antidepresivos tricíclicos. La hipertensión puede tener un comienzo gradual o agudo, y ser de naturaleza maligna. La hipertensión maligna, en la que la presión diastólica supera los 110 mm Hg, va acompañada de náuseas, vómitos y cefaleas, y representa una urgencia médica. Existen numerosos fármacos para el tratamiento de la hipertensión, pero un tratamiento excesivo puede mermar la perfusión renal y reducir aún más la función renal. Siempre que sea posible, el tratamiento de elección consistirá en la supresión del nefrotóxico.

1 comentario:

  1. Los remedios naturales se han utilizado por millares de años para apoyar el balance del agua en el cuerpo humano. En épocas más recientes, la investigación ha confirmado esta sabiduría tradicional y hay muchos estudios clínicos publicados que demuestran la capacidad de una gama de hierbas de apoyar niveles flúidos equilibrados en el cuerpo y de actuar como un diurético natural para apoyar el sistema cardiovascular y a mantener la presión arterial dentro de la gama normal.

    ResponderEliminar