Salud y Seguridad Industrial

viernes, 6 de abril de 2007

EL CONCEPTO DE FACTOR DE RIESGO EN LA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Lothar Heinemann, Gottfried Enderlein y Heide Stark
EL CONCEPTO DE FACTOR DE RIESGO
Los factores de riesgo son características genéticas, fisiológicas, del comportamiento y socioeconómicas de los individuos que les sitúan dentro de una cohorte de la población en la que es más probable el desarrollo de un problema sanitario o enfermedad concretos que en el resto de la población. Este concepto suele aplicarse para enfermedades multifactoriales en las que no se conoce una causa única precisa y ha resultado particularmente útil para identificar personas candidatas a seguir las medidas de prevención primaria y para valorar la eficacia de los programas de prevención en el control de los factores de riesgo estudiados.

Este concepto se ha desarrollado gracias a estudios prospectivos de población a gran escala, como el estudio Framingham de ictus y coronariopatías realizado en Framingham, Massachussets, en Estados Unidos y a otros estudios epidemiológicos, de intervención y experimentales.

Debe señalarse que los factores de riesgo son simplemente expresiones de probabilidad, esto es, no son términos absolutos ni diagnósticos. Presentar uno o más factores de riesgo de una enfermedad concreta no significa necesariamente que un individuo vaya a desarrollar esa enfermedad ni que un individuo sin ningún factor de riesgo nunca la vaya a padecer. Los factores de riesgo son características individuales que influyen sobre las probabilidades de un individuo de sufrir una enfermedad particular o un grupo de enfermedades en un período de tiempo futuro definido. Los factores de riesgo pueden clasificarse en las categorías siguientes:

• factores somáticos, como hipertensión arterial, trastornos del metabolismo lipídico, sobrepeso y diabetes mellitus;
• factores del comportamiento, como tabaquismo, malnutrición, falta de actividad física, personalidad del tipo A, consumo excesivo de alcohol y abuso de drogas;
• factores de tensión en los campos laboral, social y privado.

Desde luego, los factores predisponentes y genéticos desempeñan también un papel en la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y los trastornos del metabolismo lipídico. Muchos de los factores de riesgo facilitan el desarrollo de arteriosclerosis, que es una condición previa significativa para el comienzo de la cardiopatía coronaria.

A causa de algunos factores de riesgo el individuo puede sufrir más de una enfermedad; por ejemplo, el consumo de cigarrillos se asocia a coronariopatías, ictus y cáncer de pulmón. Un individuo puede presentar al mismo tiempo factores de riesgo múltiples de sufrir una enfermedad particular; estos factores pueden sumarse, aunque lo más frecuente es que al combinarse sus efectos se multipliquen. Los factores somáticos y del estilo de vida se han identificado como los factores de riesgo principales de cardiopatía coronaria y de ictus.