sábado, 27 de enero de 2007

Linfomas malignos y mieloma múltiple


Los linfomas malignos son un grupo heterogéneo de neoplasias que afectan fundamentalmente a los tejidos y órganos linfoides.
Los linfomas malignos se dividen en dos tipos celulares principales: la enfermedad de Hodgkin (EH) (Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE-9 201) y linfomas no Hodgkin (LNH) (CIE-9 200, 202). El mieloma múltiple (MM) (CIE-9 203) es una neoplasia maligna de células plasmáticas de la médula ósea responsable de menos del 1 % de las neoplasias malignas (Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer 1993). En 1985, los linfomas malignos y el mieloma múltiple ocupaban el séptimo lugar entre todas las neoplasias a nivel mundial. Representaban el 4,2 % de los nuevos casos de cáncer, lo que equivalía a 316.000 nuevos casos (Parkin, Pisani y Ferlay 1993).
La mortalidad y la incidencia de los linfomas malignos no siguen un patrón constante entre las diferentes categorías socioeconómicas en todo el mundo. La EH infantil suele ser más frecuente en los países menos desarrollados, y alcanza niveles relativamente elevados en los adultos jóvenes de regiones más desarrolladas. En algunos países parece que los LNH afectan más a los grupos socioeconómicos más elevados, mientras que en otros países no se observa un gradiente tan claro.
La exposición profesional puede aumentar el riesgo de linfomas malignos, pero la evidencia epidemiológicas no son concluyentes todavía. El amianto, el benceno, las radiaciones ionizantes, los disolventes de hidrocarburos clorados, el serrín y los productos químicos usados en la fabricación del cuero y los neumáticos son ejemplos de agentes con mayor riesgo de producir linfomas malignos sin especificar. Los LNH son más frecuentes entre los granjeros. Más adelante incluimos otros posibles agentes profesionales relacionados con la EH, los LNH y el MM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario